#Reto12Votos – Semana 56 – Chismes | Somos chismosos|

Que lance la primera piedra, quien esté libre de culpa.

Fuente

 

A mí se me acerca alguien y me dice: “¿Te enteraste?”, “Te tengo un grado 33” o a lo venezolano “Te tengo que contar un beta” y al instante mis antenas receptoras se activan y mi curiosidad late a millón. Coloco a la misma vez  cara de “Cuéntame ¿Qué pasó?” con cara de “Apúrate”, “Suelta la sopa”, “Desembucha”, “Echa pa’ fuera”.

 

Fuente

Y estoy segura, segurísima de que no soy la única. ¿Quién en su sano juicio rechazaría un cuento? ¿A quién no le gusta enterarse de lo nuevo que esté aconteciendo? Quién es ese o esa que al escuchar “Te tengo un chisme” responde, “No por favor, no me lo cuentes”. Aunque pensándolo bien, sí deben existir personas que respondan así, pero en lo más profundo de su ser, una hormiguita roja lo pica diciendo “Quiero saber, quiero sabeeeer”.

 

Fuente

 

Ahora bien, ya aclarado el hecho de que nos gusta que nos cuenten ese secreto a voces que ronda por ahí, tenemos que aclarar otro asunto también, y es que una cosa es que nos cuenten o nos lleven el chisme y otra cosa es buscarlo y peor aún colaborar en difundirlo, multiplicarlo e incluso agrandarlo.

Fuente

Al perseguir como locos un chisme estamos demostrando una personalidad nada agradable y que puede resultar muy tóxica. No podemos justificar la necesidad de saber sí o sí,  lo que pasa en la vida de otras personas. Esa obsesión por estar al tanto de la vida privada de los demás puede terminar afectando nuestra imagen y nuestras relaciones de trabajo, amistad de familia.

 

Hace algunos meses realicé un post en el que a través de un relato, quise reflejar el comportamiento de cierta persona chismosa que conozco. Y es que es tanto su descaro al querer saber lo que pasa en la vida de sus conocidos que ni siquiera lo que lleva uno en la bolsa de las compras se le escapa y lo averigua. Tiene una especie de escáner en la mirada y logra detectar lo que llevas en tus manos así intentes esconderlo.

https://steemit.com/steempress/@lilianajimenez/cayetanaquestsmirando-0jtuwwvg3p

Fuente

 

Para no pecar de muy chismosos y abusadores, quedémonos tranquilos y cuando llegue un chismecito, simplemente escuchemos y listo. Sin repetirlo, hacerlo más grande o salir en busca de más.

Imagen relacionada

Fuente

Esta publicación fue realizada para participar en la semana 56 del #Reto12Votos, en la que la dinámica está enmarcada en «Chismes». Si te animas y quieres participar chismeando, ¡perdón! contándonos un chisme o dando tu opinión al respecto, sigue estas sencillas pautas.

Fuente

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *