Cuando un hijo cumple años.

Resultado de imagen para torta animada

 

Mi madre siempre me decía (y aún lo hace) que cada vez que llegaba el cumpleaños de alguno de sus hijos (somos 4) ella rememoraba todo el proceso del nacimiento, las emociones y sensaciones. Se pasaba el día entero bañada en recuerdos y nos iba contando a los largo de día diferentes anécdotas que se le venían a la cabeza, todas enmarcadas en el día en el que su hijo  cumpleañero llegó a este mundo.

Cuando mi primera hija cumplió su primer añito, mi madre me dijo: «Ya verás que te pasaras todo el día recordando los acontecimientos de cuando nació». Y en efecto así fue y así ha sido con cada uno de mis hijos.
Es un batallón de recuerdos que nos invaden y nos transportan a aquel día perfecto en el que esas criaturitas llegaron a iluminar nuestras vidas.

Hoy está cumpliendo 7 años mi hija mayor y me he pasado lo que va del día recordando desde el día que supe que crecía en mi vientre hasta el día en que nació. Y no es que lo haga a propósito, simplemente llegan a mi mente retazos de aquellos bonitos momentos.

 

 

Me imagino que al igual que a mamá, esto me seguirá pasando incluso cuando cumplan 50 años mis hijos. A Dios le doy gracias por mi salud porque me mantendrá con vida para poder disfrutar de muchos, muchos, muchos cumpleaños de mis amados retoños.

 

¿Y que me cuentan ustedes queridos amigos lectores? ¿rememoran el nacimiento de sus hijos en cada cumpleaños?

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *